REGALAR UNA CANCIÓN PERSONALIZADA: “CORAZÓN DE GOMAESPUMA”

Corazón de gomaespuma


El regalo más valioso no es el más bonito, ni mucho menos el más caro, sino el que mayor significado tiene para quien lo recibe y para quien lo da.

Eso lo sabe bien Natalia, que guarda como un tesoro un pequeño corazón de gomaespuma, que su chico le entregó guardado en un cofre. Ella correspondió con una caja con estrellas y un reloj, con los que le quiso hacer saber que él era su mundo y que su tiempo también era el suyo.

Regalar una canción personalizada consiste precisamente en eso, en dar algo con un gran valor sentimental, por poder resumir todas esas vivencias, fechas y anécdotas que os hacen especiales, que os han marcado como pareja y que tienen un gran valor para vosotros.

Como ya sabéis, hago canciones por encargo de distintos tipos. Algunas son más alegres, con instrumentos como la batería, bajo, las guitarras; otras más sinfónicas, en las que utilizo muchos instrumentos de la orquesta; y otras son más tranquilas, con el piano como único apoyo para la voz.

Corazón de gomaespuma es un ejemplo de este último tipo. Al carecer de otros instrumentos, el piano funciona como único soporte para la melodía, desempeñando distintos papeles. He puesto aquí debajo un pequeño fragmento de partitura en el que podéis ver estos tres planos: la línea de bajo, los arpegios en la zona central, y una melodía de superficie que apoya algunos de los sonidos de la línea vocal, especialmente las apoyaturas.

Cuando compongo, siempre pienso que lo más importante es saber adaptarse a las posibilidades que tenemos, intentando sacar el mayor partido posible a cada instrumento para que nuestro mensaje llegue a su destinatario tal como quiere la persona que me encarga la canción.

MÚSICA:

LETRA:

Aún recuerdo el día en el que supe

que tú serías el hombre de mi vida,

recuerdo aquel treinta y uno de octubre

al verte en la estación con tu sonrisa…

.

Y así empezaron días de paseos,

del templo de Debot hasta el retiro,

hasta que al fin se cumple mi deseo

de escuchar un “¿quieres salir conmigo?”

.

Y al fin llegó en un cofre

tu corazón de gomaespuma y

para que no tuviera dudas,

le di mis días y mis noches.

.

Le di todas mis riquezas

y preparé para regalo

mi corazón ilusionado

en una caja con estrellas…

.

Y con planetas y un reloj que te recuerde

que todo el tiempo de mi vida es para ti,

que eres mi sol, mi mundo y quien mejor me entiende

desde ese octubre en que viniste hasta Madrid.

Desde aquellas primeras navidades

no imaginé un diciembre sin tus cuentos,

no concebí un futuro sin mil viajes

con esa foto dándonos un beso y…

.

desde aquel veintiséis lo tengo claro,

ya no importa lo lejos que me vaya,

siempre que tú estés aquí a mi lado,

porque te abrazo y sé que estoy en casa.

.

Yo guardaré siempre el cofre y

tu corazón de gomaespuma y

para que nunca tengas dudas,

tendrás mis días y mis noches.

.

Te daré cada riqueza

y preparé para regalo

mi corazón ilusionado

en una caja con estrellas…

.

Y con planetas y un reloj que te recuerde

que todo el tiempo de mi vida es para ti,

que eres mi sol, mi mundo y quien mejor me entiende

desde ese octubre en que viniste hasta Madrid.

 

 

COMPÁRTELO
Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook217
0 comentarios

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a mi lista de correo y recibirás en tu email contenidos interesantes y de calidad sobre música. Además
podrás descargarte un montón de tracks de forma gratuita.

Responde

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *






Comentario *

¡Hola! Me alegra verte por aquí. Antes de continuar tengo la obligación de explicarte que mi web utiliza cookies propias y de terceros. Si sigues navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.