Hallelujah de Leonard Cohen

Hallelujah Cohen


Hace más de un año que la brillante carrera del cantautor canadiense Leonard Cohen se apagó de forma definitiva. Su muerte, sin embargo, no ha impedido que la huella del poeta permanezca, gracias a canciones como I’m Your Man, Anthem, Suzanne y, como no, Hallelujah.

La carrera de Cohen comenzó con la literatura, pues Cohen fue, ante todo, un poeta. A finales de los 60, decidió dar otro enfoque a su poesía y aprender a tocar la guitarra, en un momento en el que los cantautores estaban tomando protagonismo. La música se convirtió entonces en el vehículo perfecto con el que sus poemas llegarían a millones de personas.

Un poco de historia

La canción Hallelujah pertenece al disco Various Positions de 1984. Se dice que Cohen escribió más de 80 posibles estrofas antes de dar con la versión definitiva del poema. La discográfica CBS Records no quiso publicar la canción, porque les parecía que era demasiado íntima en comparación con los grandes éxitos del pop de aquel momento. Aunque tardó unos meses ver la luz, el disco finalmente salió.

Sin embargo Hallelujah pasó desapercibida para el gran público durante toda la década hasta que Jeff Buckley la incluyera en un álbum de 1994. A partir de entonces se produjo una auténtica explosión de éxito y se sucedieron las versiones. La canción apareció en películas, fue traducida a multitud de idiomas y se hizo mundialmente conocida.

La letra

La letra de Hallelujah se presta a diferentes interpretaciones. Su apariencia es la de una alabanza religiosa, con la repetición de la palabra hebrea Hallelujah (Alabad a Yahveh), tan común en las escrituras del Antiguo Testamento. La aparición de figuras como la del Rey David (de forma explícita), y su esposa Betsabé (en el verso “You saw her bathing on the roof”) o Sansón y Dalila (aludidos en la frase “she broke your throne and she cut your hair”), da asimismo al texto una apariencia bíblica.

Sin embargo, nos encontramos ante un poema de temática amorosa. Nos habla del amor y del deseo, y del dolor que a veces estos producen: “It’s a cold and It’s a broken Hallelujah”. En palabras del propio Cohen, se trata de un “aleluya secular”.

La letra es en algunos puntos una narración de lo que sucede armónicamente. El verso “the fourth, the fifth” coincide con el uso de los acordes de cuarto y quinto grado, respectivamente, mientras que “the minor fall and the major lift” corresponde con un acorde perfecto menor (sexto grado) y dos perfectos mayores que ascienden (cuarto grado y quinto grado).

Las versiones

Algunas versiones de esta canción han cambiado la letra para convertirla en una alabanza religiosa, como si de un salmo se tratara. El famoso grupo Il divo lanzó una versión en castellano en 2008 que se ha hecho muy popular. Aquí os dejo mi interpretación con esa letra:

Pero si lo que queréis es cantar la versión en inglés, con la letra original de Cohen, os dejo este karaoke:

No hay dos voces iguales, por eso a veces el karaoke que funciona bien para una voz no funciona para otra, por cuestiones de ámbito y tesitura. Si quieres un karaoke hecho a tu medida, aquí te ofrezco un servicio totalmente personalizado, para que grabes conmigo tu canción.

¿Cuál es tu versión favorita de Hallelujah?

COMPÁRTELO
Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook92
0 comentarios

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a mi lista de correo y recibirás en tu email contenidos interesantes y de calidad sobre música. Además
podrás descargarte un montón de tracks de forma gratuita.

Responde

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *






Comentario *

¡Hola! Me alegra verte por aquí. Antes de continuar tengo la obligación de explicarte que mi web utiliza cookies propias y de terceros. Si sigues navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.