Archivo de categoria ‘Sin categoría

BANDA SONORA PARA UNA ESCENA DE FANTASÍA

El cine de fantasía es un género en el que es necesario mucho esfuerzo para hacer que el espectador crea lo que está viendo. Todos sabemos lo mucho que invierten las grandes producciones en los efectos especiales, los escenarios, el vestuario, etc.  Sin embargo hay un elemento fundamental que sirve para atraparnos en la película, que más allá de tratar de hacer creíble lo que estamos viendo, pretende situarnos en un estado emocional propicio para adentrarnos en la historia: la música incidental.

Bastaría contar los minutos de música que tenemos en películas como The Lord of the Rings o Harry Potter para comprender que sin ella este tipo de cine no sería igual. En muchos casos, además, encontramos que la música empleada posee unas características que aparecen de forma recurrente en este género.

Veamos algunos buenos ejemplos:

Eduardo Manostijeras, con música de Danny Elfman

Harry Potter, con música de John Williams

Como vemos, el lenguaje es tonal. En el plano armónico, se emplean de forma frecuente enlaces de tercera, semitono o tritono y algunas notas añadidas. En la orquestación encontramos algunos clichés: instrumentos como el arpa y la celesta son muy habituales; también encontramos el uso de pizzicato en la cuerda, así como los trémolos sobre una nota; el coro de voces blancas es asimismo un recurso recurrente, muchas veces sin texto (se canta una vocal, por ejemplo “uh”).

Partiendo de estas ideas, quiero mostraros ahora un fragmento de música que hice como ejercicio para la siguiente escena de la serie Once Upon a Time.

RITMO y COMPÁS

Ritmo

Escogí un 6 por 8, un compás que me permitía dar cierta liviandad a la música, con la parte grave con contrabajos en pizzicato. Sin embargo el tema en la celesta lleva una pulsación de corchea con puntillo, de modo que parece estar escrito en un compás de subdivisión binaria. Esto produce una indefinición en el pulso que busca hacer al oyente “flotar”.

ARMONÍA

Armonía

La tonalidad escogida es Do menor, aunque las modulaciones se producen casi constantemente. La progresión armónica se basa en el enlace de dos acordes, uno menor y otro mayor, que tienen su tercera como nota común. Este enlace ambiguo pretende ilustrar el mundo de fantasía e irrealidad en el que se desarrolla la acción.

MELODÍA

Tema

La melodía se basa en un breve motivo ascendente por grados conjuntos. Este motivo es tratado de forma secuencial, buscando un incremento en la tensión musical y dramática a medida que avanza la escena.

Hacia la segunda mitad del corte aparece una contramelodía en valores más breves, interpretada por las trompas.

INSTRUMENTACIÓN

La instrumentación inicial se compone de celesta y orquesta de cuerda. El sonido definido y casi mágico de la celesta es suficiente para definir el entorno sonoro de estos primeros compases. El papel de la cuerda se limita al apoyo armónico y a un sencillo contrapunto en pizzicato.

La aparición del glissando del arpa y de la percusión nos anuncia un cambio en la instrumentación. El tema reaparece en el coro de voces blancas, doblado por violines I y II a la octava. Las trompas al unísono responden con una contramelodía basada en los mismos motivos. La sección grave de la orquesta se refuerza para equilibrar el aumento del registro y de sonoridad.

SINCRONIZACIÓN

La música comienza cuando se ve la figura del mago, pues la función de la banda sonora es aquí la de hacer entrar al espectador en la magia del hechizo que se va a producir. La intensidad crece conforme aumenta la tensión de la escena, y alcanza su clÍmax en el movimiento de manos del mago, que se refuerza con los redobles de la percusión y con el glissando del arpa.  El hechizo está hecho; es entonces cuando el ritmo armónico se detiene y la orquesta se desvanece poco a poco, con los ecos de los pizzicati sonando en la cuerda aguda.

Como hemos visto, la música en el cine de fantasía tiene un papel crucial, nos ayuda a creer lo que estamos viendo, a traspasar la pantalla y entrar en mundos donde las normas que conocemos no sirven de nada.

Espero que esta demo te guste y que la explicación musical te haya sido útil. Si necesitas consejo o música para tu cortometraje, película, etc, de forma más personalizada, puedes ponerte en contacto conmigo sin compromiso a través del email info@carlaarmas.com. Estaré encantada de ayudarte.

Ocho nietos buscan la sorpresa perfecta para su abuelo

Lolo blog

Eran las 00:00 de mi 17 cumpleaños.

Sonó el teléfono.

Mis amigos habían quedado para darme una sorpresa: cantarme una de esas canciones que tantas veces había compartido con ellos.

Y yo, que soy una llorona, hice lo esperable.

Ese día me di cuenta que la misma idea sin música seguramente no me habría emocionado. También descubrí lo poderosa que puede ser la colaboración. Una sorpresa en la que se implican muchas personas, provoca una sensación tan asombrosa, que creo que sólo se puede entender cuando se experimenta.

 

10 años después, recibo una llamada de Mati para contarme la sorpresa de cumpleaños que sus hijos y sobrinos quieren darle a Lolo.

Reconozco que también me emocioné… ¡ocho nietos en busca del regalo perfecto para su abuelo!

(más…)

LA BANDA SONORA DE BARRY LYNDON

barry-lyndon-bso3

Stanley Kubrick es probablemente uno de los directores que mejor ha integrado la música preexistente en sus películas. Los ejemplos son muchos, pero destacamos algunos clásicos como 2001 Una odisea en el espacio (1968), con música de R. Strauss, J. Strauss o G. Ligeti,  La naranja mecánica (1971), con piezas de L.V. Beethoven y G. Rossini, o El resplandor (1980) con B. Bartók, K. Penderecki y nuevamente Ligeti.

La película Barry Lyndon (1975) es un ejemplo más en el que la música clásica es utilizada como banda sonora del film. El propio Kubrick justificó esta elección por el carácter histórico del la película, cuyo argumento surge de una novela del escritor William Makepeace Thackeray que se ambienta en la Europa de la Guerra de los Siete Años.

(más…)

MIS 12 PROPÓSITOS PARA EL 2016

Give it up

Cuando era pequeña me encantaba la Nochevieja. Las razones principales eran: poder trasnochar un poco más de lo habitual y escribir la lista de propósitos para el próximo año.

El escribir en un papel en blanco las cosas que quería conseguir, me daba la sensación de que el futuro estaba en mis manos y que, con esfuerzo, podría alcanzar aquello que yo quisiera.

Con el paso de los años fui dejando de hacerlo, pero hoy “mi niña interior” ha vuelto y he decidido compartir contigo mi lista.

(más…)

¡Hola! Me alegra verte por aquí. Antes de continuar tengo la obligación de explicarte que mi web utiliza cookies propias y de terceros. Si sigues navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.