LA BANDA SONORA DE JURASSIC PARK

Captura de pantalla 2017-06-27 a las 9.47.23

Muchas bandas sonoras del compositor estadounidense John Williams (1932) forman ya parte de nuestro imaginario colectivo. Su fama ha traspasado las barreras del cine y orquestas de todo el mundo interpretan en concierto desde hace décadas la música de Star Wars, Superman, E.T., o Harry Potter, temas que casi todos hemos tarareado alguna vez.

La banda sonora de Jurassic Park (1993), de la que quiero hablar hoy, es una de ellas. El experimentado dúo formado por Steven Spielberg y John Williams se puso en marcha a principios de los noventa para trabajar en su decimosegunda película juntos, una superproducción donde ambos muestran un oficio mucho más que consumado.

(más…)

INSANAMENTE CUERDOS

En el mundo genial de las cosas que dices

Te quiero en cada momento: en el sueño y la vigilia, en cada latido, cada gesto y cada suspiro.

Te quiero en el riesgo, con el miedo de perderte y la prudencia de quien sabe que lo perfecto también termina.

beautiful couple together watching a beautiful sunset

Te quiero con tus piernas enredadas en las mías, con tus ojos inquietos, tu sonrisa traviesa y tus palabras que acarician mi autoestima.

Te quiero de forma categórica e incuestionable.

Te quiero y punto.

 

Porque somos lo que podríamos haber sido y no cambio ni una coma.

Porque te miro y me enamoro por primera vez, con la locura que inunda el pensamiento de azul. Y sonrío y nazco de nuevo, al ver que tú y yo nunca seremos insanamente cuerdos.

 

(*) Nota: este texto lo escribí para mi pareja, a quien intento seguir sorprendiendo cada día desde hace casi nueve años.

Como acostumbro a compartir una canción, hoy pondré “Nuestra historia infinita” con nuestros datos y este vídeo que hice para nosotros… si te gusta, ya sabes que puedes personalizarla aquí con tu historia.

MÚSICA:

 

LETRA:

Quiero grabar en mi alma

aquella historia infinita

que un mes de junio empezaba

cambiando toda mi vida.

.

Pues tú, y el azul de tus ojos,

la paz que se aloja en tu risa,

inundan el cielo de asombro

pues al mismo sol cegarían.

.

Quiero volar al infinito contigo,

quiero ser quien te ayude a avanzar,

y si me caigo haré que sea en tus brazos

que son alas en mi libertad…

Y hoy sólo pido

tiempo contigo…

.

Y levantarme cada día

con el roce de tus manos,

recordando aquel verano

en que tus labios me encontraron.

.

Ser la brisa que acaricia

tu piel mientras sigo intentando

que vida sea un sueño

y tus sueños duerman a mi lado

y sentir, que este amor no tiene fin…

.

Quiero ser tu alma gemela,

ser la ilusión que respiras

porque mi vida comienza

allí donde acaba tu risa.

.

Rubén, desde aquel primer beso,

cien meses llevo a tu lado,

y hoy mi corazón y mi tiempo

llevan tu nombre grabado…

Quiero volar al infinito contigo,

quiero ser quien te ayude a avanzar,

y si me caigo haré que sea en tus brazos

que son alas en mi libertad…

Y hoy sólo pido

tiempo contigo…

….

Y levantarme cada día

con el roce de tus manos,

recordando aquel verano

en que tus labios me encontraron.

.

Ser la brisa que acaricia

tu piel mientras sigo intentando

que vida sea un sueño

y tus sueños duerman a mi lado

y sentir, que este amor no tiene fin…

.

Quiero ser esa caricia,

que venza todos tus miedos,

quiero ser ese secreto

de un amor que aspira

a volverse eterno…

….

Y despertar con tu sonrisa

y con el roce de tus manos,

recordando aquel verano

en que tus labios me encontraron.

.

Ser la brisa que acaricia

tu piel mientras sigo intentando

que vida sea un sueño

y tus sueños duerman a mi lado

y sentir, que este amor no tiene fin…

.

No, este amor no tiene fin,

no, no, no tiene fin…

 

.

Ocho nietos buscan la sorpresa perfecta para su abuelo

Lolo blog

Eran las 00:00 de mi 17 cumpleaños.

Sonó el teléfono.

Mis amigos habían quedado para darme una sorpresa: cantarme una de esas canciones que tantas veces había compartido con ellos.

Y yo, que soy una llorona, hice lo esperable.

Ese día me di cuenta que la misma idea sin música seguramente no me habría emocionado. También descubrí lo poderosa que puede ser la colaboración. Una sorpresa en la que se implican muchas personas, provoca una sensación tan asombrosa, que creo que sólo se puede entender cuando se experimenta.

 

10 años después, recibo una llamada de Mati para contarme la sorpresa de cumpleaños que sus hijos y sobrinos quieren darle a Lolo.

Reconozco que también me emocioné… ¡ocho nietos en busca del regalo perfecto para su abuelo!

(más…)

SUPERAREMOS LA INFANCIA

Aleluya. Leonard Cohen.

Nos alejaremos lentamente.

Y aquel “te quiero” que brotaba de forma inagotable, poco a poco se esconderá tras un muro de tabúes y vergüenzas.

Y yo ya no tiraré más besos al aire, se terminarán las cosquillas, las tardes de parque, los castillos de arena, los “mamás” incansables… no volveré a sentir su respiración sobre mi cuello, no habrá más cuentos a horas improcedentes, y los “te quieros” espontáneos, serán relegados a ocasiones especiales.

Mis abrazos ya no podrán calmar su llanto, y la propia vida será la excusa para dejar de visitarme.

Descubrirá mis defectos y, si tengo suerte, quizás decida perdonarme.

 

Nos alejaremos lentamente, sin darnos cuenta, a la misma velocidad con la que creció entre mis brazos.

Nos habituaremos a conversaciones banales, a descripciones insulsas, a un “¿qué tal?” que muere con un “bien”, a “el tiempo parece que está cambiando”… y, de pronto, seremos dos extraños.

Superaremos la infancia.

 

Nos alejaremos lentamente, y es tan cruel como inevitable.

Partirá con las alas que ayer dieron magia a nuestros juegos, y aunque a veces reniegue, confieso que me alegro por ello.

Mas por si un día quisiera volver, creo justo facilitar su regreso, y preservar un puñado de recuerdos que en los momentos inciertos pudieran consolarle: una canción, un poema, unas palabras de su madre.

Para que cuando llame por teléfono y yo ya no esté para contestarle, y vuelva de nuevo a casa y se enfrente con mi ausencia, y añore los abrazos que un día le calmaron, los besos en la frente, los aviones invisibles, las historias infinitas y la risa incontenible …

Sepa que haberle tenido, fue mi aventura más increíble.

mother and daughter read a children's book

HASTA EL INFINITO

Para terminar, me gustaría compartir la canción que ha inspirado este texto: una canción muy emotiva que escribí por encargo de una madre para sus hijas, en la que les recuerda que, pase lo que pase, siempre estará con ellas.

MÚSICA:

LETRA:

Me preguntaste cuánto te quiero:

“¡hasta el infinito y más allá!”

y me quedo corta, pues te quiero

mucho más…

.

Recuerdo tu corazón pequeño

que pude sentir en mí latiendo,

recuerdo que yo te esperaba

desde antes de verte la cara…

.

Recuerdo una nueva alegría

al verte pegada a mi barriga,

rezando por esa hermanita

que pronto llenó nuestras vidas…

.

Quiero que seáis amigas,

cómplices y compañeras,

quiero veros siempre unidas,

quiero que os tengáis en cuenta,

que os queráis una la otra

como os quiero yo a vosotras,

que sois todo lo que tengo

sois el sol en el invierno…

.

Si por cosas de esta vida

yo un día os faltara,

sólo tenéis que buscarme

dentro de vuestra hermana:

Ana Paula y Lucía,

yo siempre viviré

dentro de vosotras dos…

Anita, sé que me ayudas siempre,

nos cuidas, nos quieres y proteges

y bailas y tus movimientos

abrazar y mecen mis sueños…

.

Lucía,no pierdas tu ronrisa,

si ríes, siento que Dios me mima,

si lloras, me duele la vida,

si cantas, alumbras mi día…

.

Quiero que seáis amigas,

cómplices y compañeras,

quiero veros siempre unidas,

quiero que os tengáis en cuenta,

que os queráis una la otra

como os quiero yo a vosotras,

que sois todo lo que tengo

sois el sol en el invierno…

.

Si por cosas de esta vida

yo un día os faltara,

sólo tenéis que buscarme

dentro de vuestra hermana:

Ana Paula y Lucía,

yo siempre viviré

dentro de vosotras dos…

.

Te pregunté cuánto me quieres:

“¡hasta el cielo y el espacio y más!”

y mucho más que eso,

nos queremos mucho más…

 

 

LA BANDA SONORA DE BARRY LYNDON

barry-lyndon-bso3

Stanley Kubrick es probablemente uno de los directores que mejor ha integrado la música preexistente en sus películas. Los ejemplos son muchos, pero destacamos algunos clásicos como 2001 Una odisea en el espacio (1968), con música de R. Strauss, J. Strauss o G. Ligeti,  La naranja mecánica (1971), con piezas de L.V. Beethoven y G. Rossini, o El resplandor (1980) con B. Bartók, K. Penderecki y nuevamente Ligeti.

La película Barry Lyndon (1975) es un ejemplo más en el que la música clásica es utilizada como banda sonora del film. El propio Kubrick justificó esta elección por el carácter histórico del la película, cuyo argumento surge de una novela del escritor William Makepeace Thackeray que se ambienta en la Europa de la Guerra de los Siete Años.

(más…)

¡Hola! Me alegra verte por aquí. Antes de continuar tengo la obligación de explicarte que mi web utiliza cookies propias y de terceros. Si sigues navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.