LA BANDA SONORA DE JURASSIC PARK

Captura de pantalla 2017-06-27 a las 9.47.23


Muchas bandas sonoras del compositor estadounidense John Williams (1932) forman ya parte de nuestro imaginario colectivo. Su fama ha traspasado las barreras del cine y orquestas de todo el mundo interpretan en concierto desde hace décadas la música de Star Wars, Superman, E.T., o Harry Potter, temas que casi todos hemos tarareado alguna vez.

La banda sonora de Jurassic Park (1993), de la que quiero hablar hoy, es una de ellas. El experimentado dúo formado por Steven Spielberg y John Williams se puso en marcha a principios de los noventa para trabajar en su decimosegunda película juntos, una superproducción donde ambos muestran un oficio mucho más que consumado.

Captura de pantalla 2017-06-27 a las 9.42.14

El argumento del film es bastante conocido: el poderoso hombre de negocios John Hammond consigue dar vida a varias especies de dinosaurios a partir de algunas muestras de ADN conservadas durante millones de años. El empresario crea un parque temático en una isla centroamericana y, buscando un aval científico que pueda tranquilizar a sus inversores, invita a un grupo de expertos a los que quiere convencer de la viabilidad del parque. La visita se tuerce cuando los sistemas de seguridad comienzan a fallar. A partir de ahí, la película se transforma en una auténtica historia de aventuras en la que se combinan momentos emotivos con persecuciones que robarían el sueño a más de uno.

La banda sonora de Jurassic Park es una muestra más del neosinfonismo de Hollywood, un estilo musical que combina emoción y grandilocuencia a partes iguales, todo ello heredado de la tradición posromántica. El lenguaje tonal, el uso del leitmotives y el desarrollo motívico temático son sus principales características, a las que hay que añadir el uso recurrente de un conjunto de códigos que todo espectador de cine conoce -aunque sea de un modo inconsciente- y que alimentan de forma muy eficiente la narración.

Precisamente sobre algunos de esos códigos vamos a hablar hoy. Y para comprenderlos un poco mejor nos centraremos tan solo en uno de los temas de esta banda sonora:

Island Theme

(Island Theme, transcripción)

El tema en cuestión aparece en los tracks titulados Journey to the Island y End Credits en la edición discográfica de la banda sonora. Su uso a lo largo de la película es bastante recurrente, siendo uno de los temas principales -el otro sería el de la fascinación ejercida por los dinosaurios-, y lo llamaremos Island Theme.

¿QUE FUNCIÓN TIENE ISLAND THEME? ¿ES UN LEITMOTIV?

Lo primero que observamos es que el tema no parece estar asociado a ningún personaje concreto, ni tampoco a los dinosaurios. Lo escuchamos al llegar a la Isla Nublar, antes de ver ningún dinosaurio, donde se nos muestra un imponente paisaje tropical, manifestación del poder de la Naturaleza. Pero su significado va un poco más allá, pues a medida que la película avanza, se convierte también en un tema de heroicidad, de valentía, de lucha por la supervivencia, sonando mientras el equipo formado por Hammond, la paleobotánica Ellie Sattler, el matemático Ian Malcom y el experimentado cazador Robert Muldoon tratan de recuperar la seguridad en el parque. Esto lo convierte en un leitmotiv conceptual que, más allá de mostrarse asociado a unos u otros personajes, parece ser la manifestación musical de la lucha por la supervivencia.

Sus características musicales no podrían estar mejor escogidas. El compositor neoyorkino incide en un conjunto de elementos musicales que poseen un fuerte significado:

LA QUINTA JUSTA EN TONALIDAD MAYOR

La cabeza del tema se construye a partir del salto de quinta justa ascendente sobre la tónica mayor. ¿Qué tiene de especial este intervalo? Es un salto muy consonante y posee una gran fuerza que a menudo se ha asociado a momentos de heroicidad y grandeza en el cine de aventuras, recurso que podemos escuchar en bandas sonoras como Back to the future de Allan Silvestri:

o Stars wars, del propio Wiilliams:

LAS TROMPETAS

Ya en las música tardo-romántica los temas expuestos en el metal agudo se reservaban a los momentos más brillantes y habían adquirido ciertas connotaciones de grandeza, e incluso fastuosidad. Véanse las trompetas al unísono en Amanecer, el comienzo de Así habló Zarathustra de Richard Strauss:

O el leitmotiv del oro en El anillo de los Nibelungos de Richard Wagner

Obsérvese que de nuevo en estos temas abundan las 5º justas y su inversión, las 4º justas.

La música de cine asimiló este potente recurso expresivo para dotar de mayor majestuosidad las grandes hazañas, reforzar la personalidad del héroe de aventuras, o incidir en aspectos como la valentía, la superación, la fuerza o el carisma. Un gran ejemplo de ello es Superman, nuevamente de Williams,

con una primera línea de trompas y trompetas, a la que se unen enseguida los trombones. El compositor neoyorquino reserva el tema principal, que suena un poco más tarde, como no, a las trompetas al unísono:

 

Sin embargo, el uso excesivo de metales, especialmente trompetas, plantea un problema en la orquestación, y es que puede dificultar la escucha de los diálogos. Hay muchos medios para minimizar este efecto en la mezcla, pero los grandes orquestadores prefirieron siempre priorizar el uso de la cuerda frotada en esos casos, como hace Williams durante la escena del descenso del helicóptero, poniendo el consecuente del tema en la cuerda, evitando así superponer las trompetas a las voces de los actores.

Y por último, la asignación de este material a las trompas al unísono, de gran efecto especialmente si la orquesta es grande, da un respiro que permite tomar con mayor plenitud la entrada de las trompetas posterior.

LA SÍNCOPA

¿Qué hay del ritmo? El ritmo escogido para la cabeza del tema otorga a la música una liviandad que no sería posible si las trompetas reforzaran los acentos de la sección grave de la orquesta. Esto se logra mediante la elección de una figuración más propia de un seis por ocho que de un cuatro por cuatro, lo que desplaza los acentos. El resultado es una síncopa, nada mejor para sentirnos volar sobre la Isla Nublar.

Island Theme Cabeza

LA SECUENCIA

Island Theme es un tema que posee cierto movimiento, con una secuencia ascendente sobre el motivo inicial. Pero ¿qué es una secuencia? Una secuencia consiste en la repetición sucesiva de un fragmento de música en una altura diferente. La secuencia puede ser ascendente, si en cada nueva repetición la altura es mayor y descendente si sucede al revés. En general, la secuencia sirve para dar coherencia al discurso, y para dar sensación de movimiento o avance de la acción. En el caso del intervalo de quinta, la secuencia por segundas coincide con la sucesión de quintas encadenada. Sib Fa Do Sol, un gran acierto del compositor neoyorquino, algo parecido a lo que había utilizado en ET en su famoso Flying Theme:

Flying Theme ET

Como resumen, podemos decir que Island Theme posee un conjunto de características que, más allá de ser eficientes recursos musicales, dan una información muy específica al espectador, situando al oyente en un estado emocional bastante definido. No está aquí solo el mérito en hacer buena música -que también- sino en lograr que esa música tenga una aportación narrativa y emocional dentro del filme.

COMPÁRTELO
Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook0
0 comentarios

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a mi lista de correo y recibirás en tu email contenidos interesantes y de calidad sobre música. Además
podrás descargarte un montón de tracks de forma gratuita.

Responde

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *






Comentario *

¡Hola! Me alegra verte por aquí. Antes de continuar tengo la obligación de explicarte que mi web utiliza cookies propias y de terceros. Si sigues navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.